Ir a contenido
Aprende con nosotros a llevar una vida más sostenible
Aprende con nosotros a llevar una vida más sostenible
¿Puede el Calentamiento Global aislarnos como lo ha hecho el COVID-19?

¿Puede el Calentamiento Global aislarnos como lo ha hecho el COVID-19?

Las medidas de aislamiento del COVID-19 han cambiado nuestro estilo de vida. ¿Puede el calentamiento global ocasionar consecuencias similares? Hoy queremos analizar el futuro del  medio ambiente y las consecuencias que tendrá sobre nuestras vidas, desde las lecciones y experiencias que nos ha dejado el COVID-19.


Existen muchas hipótesis sobre el futuro del planeta, sin embargo, para tener la certeza de que nos basamos en predicciones con base científicas analizaremos nuestro futuro de acuerdo con el planeta que nos pinta el Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y las publicaciones que se basan en este reporte. Por lo tanto analizaremos:


1.¿Cuál es el estado actual del Planeta?
2.¿Podemos conocer el futuro de nuestro Planeta en materia ambiental?
3.¿Qué futuro proyecta la Ciencia si aumentamos un 0.5°C la temperatura media del Planeta? ¿Nos puede llevar a vivir en un aislamiento continuo como el de estos meses?
4.¿Qué tan lejos estamos del 1.5°C arriba de los niveles pre-industriales?
5.¿Seremos capaces de limitar el calentamiento global?

 

1.¿Cuál es el estado actual del Planeta?

¡Para entender hacia dónde vamos lo primero es entender dónde estamos! Porque aunque muchas veces creemos conocer el mundo en el que vivimos, todos los días las estadísticas sobre la Salud Ambiental nos sorprenden.

Hemos cruzado el umbral de 1,0°C desde la era pre-industrial (1). Es decir, la temperatura media de la superficie terrestre ha aumentado 1,0°C desde la Revolución Industrial hasta las últimas mediciones. Y, ¿qué consecuencias hemos enfrentado? (1)

  • Han aumentado las olas de calor en grandes partes de Europa, América del Norte y Australia.
  • Aumentos en la intensidad y/o cantidad de las precipitaciones intensas.
  • El número de ciclones muy intensos ha aumentado en muchas zonas.
  • Tendencia al aumento de sequías en el Mediterráneo.
  • Se ha multiplicado por tres el número de días de olas de calor marinas (períodos prolongados de temperaturas oceánicas anormalmente cálidas (2)) en todo el mundo desde 1980.
  • La extensión media anual del hielo marino del Ártico disminuyó entre un 3,5 y un 4,1% entre 1979 y 2012.
  • El nivel del mar ha subido de 21 a 24 centímetros desde 1880, debido al deshielo de los glaciares y las capas de hielo y a la expansión térmica del agua de mar, a medida que se calienta (3).
  • Los cambios en la temperatura del océano han disminuido su concentración de oxígeno y junto con la contaminación costera han aumentado el número y la extensión de las zonas muertas oceánicas (zonas sin especies marinas o nutrientes).
  • Los impactos en la producción y el rendimiento agrícola por sequías e inundaciones están amenazando los recursos de las comunidades humanas dependientes (¡más pobreza!).
  • Destacados ecosistemas de arrecifes de coral como la Gran Barrera de Coral en Australia han perdido hasta el 50% de sus corales en los últimos 4 años

 

2.¿Podemos conocer el futuro de nuestro Planeta en materia ambiental?

Es imposible realizar predicciones del futuro con plena confianza porque NO HA OCURRIDO y, por lo tanto, es totalmente dependiente de las acciones que se tomen en el presente. Lo que la Ciencia ha hecho es realizar modelos basados en las mediciones y el avance que ha tenido la contaminación ambiental y el aumento de las temperaturas en las últimas décadas. No entraremos en los modelos usados pero si quieres saber más lee las referencias que hemos utilizado o pregúntanos en los comentarios ¡Te ayudaremos a entenderlos mejor!

De una manera simple, los científicos toman los datos que se han recogido de distintas formas como imágenes satelitales, estadísticas históricas de datos meteorológicos, estudios en laboratorio, entre otros. Introducen en la computadora TODA la información y crean diferentes escenarios de nuestro futuro planeta (1). Es un trabajo muy difícil, desde Baula agradecemos a esos científicos que dedican toda su vida a entender mejor nuestro Planeta. Ellos hacen el trabajo difícil, tú solo tienes que leer y compartir la información ¡Ayúdalos a que su trabajo valga  la pena!

3.¿Qué futuro proyecta la Ciencia si aumentamos un 0.5°C la temperatura media del Planeta? ¿Nos puede llevar a vivir en un aislamiento continuo como el de estos meses?

La respuesta no es sencilla, sin embargo, es cada vez menos optimista. Las predicciones no sólo indican que es posible que situaciones como las del COVID-19 se hagan cada vez más comunes; sino que el futuro estado del Planeta nos obligará a tomar medidas incluso más severas que el simple aislamiento en nuestras casas. Te explicamos por qué decimos esto, analizando los posibles cambios que va a generar un incremento del 0.5°C  en la temperatura del planeta. ¿Por qué? Este famoso 1.5°C por encima de los niveles industriales (0.5°C más que la actualidad) viene dado por El Acuerdo de París sobre el Cambio Climático donde se estableció como objetivo 'mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C por encima de los niveles preindustriales y proseguir los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura a 1,5°C'. Y por lo tanto en el 2018 se pidió el informe para tener el escenario de cómo sería el mundo (4).


Analicemos nuestro futuro (no muy lejano) según los posibles efectos del cambio climático (5):


a) Aumento de las olas de calor: El efecto más directo del aumento de la temperatura será el incremento de la mortalidad y morbilidad relacionada a las olas de calor. ¿Sabías que ya en Europa se acogen a niños del Sahara durante el verano porque las temperaturas pueden llegar a sobrepasar los 50°C? De esta forma pasan unas vacaciones en un clima más benevolente, sin embargo, ¿qué pasará si todo el mundo empieza a tener estas temperaturas? (6) Si te sientes mal en casa, ¡imagínate con unos 20°C más! Y no, el aire acondicionado no es la solución porque se tendrán que ahorrar recursos energéticos.


b) Aumento de emisiones de aire: Un estudio publicado en Cardiovascular Research indica que los contaminantes del aire aumentan el riesgo de padecer enfermedades respiratorias y cardiovasculares, pudiendo llegar a ser un factor de riesgo más importante que ¡Fumar tabaco! (7) Tal vez ir aprendiendo a usar mascarillas no sea una idea tan loca, ya que si no paramos de contaminar, el aislamiento actual vendría acompañado de casas que pudieran filtrar el aire ¡así de mal vamos!


c) Aumento de enfermedades por vectores: Con estos nos referimos a todos esos mosquitos de Dengue, paludismo, malaria, entre muchas otras enfermedades que por el momento mantenemos relativamente bajo control. Sin embargo con aumento de olas de calor, los vectores llegarán a países que no están acostumbrados a estas enfermedades y por lo tanto NO TIENEN DEFENSAS contra ellas. ¡El término pandemia se volvería un poco más común!


d) Aumento de enfermedades respiratorias infecciosas y crónicas: La exposición a largo plazo a las partículas contaminantes del aire se ha asociado con la reducción de la función pulmonar en los niños asmáticos y una mayor mortalidad en los adultos, incluidas las muertes por cáncer de pulmón. Asimismo, aunque no se puede asegurar, los científicos creen que el desplazamiento de los animales hacia nuevos hábitats más cercanos a los humanos (¡huyendo de las consecuencias del cambio climático!), puede generar más enfermedades por transmisión animal-humano (zoonosis), como lo es el COVID-19 (transmisión de murciélago a humano). Por ejemplo, a principios de 2000, un brote de enfermedad respiratoria por Hantavirus se relacionó con un aumento local de la población de roedores. Ese aumento de roedores se le atribuyó a un aumento de las precipitaciones antes del brote(8).
Las medidas de adaptación ante estas enfermedades pueden implicar cambios en las pautas de actividad que podrían afectar en última instancia la exposición humana a la contaminación atmosférica (por ejemplo, reducir al mínimo el tiempo que se pasa al aire libre).


e) Incremento de la pobreza y la desigualdad: La pobreza y las desventajas han aumentado con el reciente calentamiento (alrededor de 1ºC) y se prevé que aumenten para muchas poblaciones a medida que las temperaturas medias mundiales aumenten de 1ºC a 1,5ºC. ¿Escuchas cómo la UNICEF o Médicos sin Fronteras solicitan ayuda para los países más pobres?, si la pobreza extrema se generaliza a nivel mundial ¡No habrá forma de enfrentar una crisis como la del COVID-19! Las guerras por los recursos médicos se volverían comunes y Costa Rica no la ganaría. La solidaridad entre países y personas que ha despertado la pandemia actual, no será igual si la nueva realidad es luchar por sobrevivir a las enfermedades, desnutrición y falta de recursos como agua y electricidad.


f) Países con menores ingresos serán los más afectados: Se prevé que las mayores reducciones del crecimiento económico se producirán en los países y regiones de ingresos bajos y medios. Los países de los trópicos y los subtrópicos del hemisferio sur experimentarán los mayores impactos negativos sobre su crecimiento económico porque el calentamiento afectará sectores clave como la agricultura, ganadería y turismo de playa o costero ¡Sí, Costa Rica está en el trópico! ¿Crees que un aislamiento nos podrá salvar si esto pasa?


g) Escasez de agua: Si limitamos el calentamiento global a 1,5ºC, en comparación con 2ºC, podría reducirse hasta en un 50% la proporción de la población mundial expuesta a esta escasez. ¡Imagina otra pandemia pero sin poder lavarnos las manos! Además, se afectará la agricultura y las industrias en general por falta del recurso hídrico.


h) Reducción de la disponibilidad de alimentos: Asociado con el punto 'f', se tendrán reducciones netas en los rendimientos del maíz, el arroz, el trigo y, potencialmente, otros cultivos de cereales, en particular en el África subsahariana, el sudeste asiático y América Central y del Sur; así como en su calidad nutricional. Aunado a una pérdida del 7-10% de los pastizales del ganado.


i) Reducción de la seguridad alimentaria: la acidificación de los océanos y el aumento de sus temperaturas pueden generar muerte de peces y afectar la pesca. Literalmente, nos comeríamos los residuos que tiramos junto con las sustancias tóxicas que se generan al reducir el oxígeno del agua y disminuir su pH (acidificarlo). Sería difícil pescar en zonas NO contaminadas. Esto puede generar una crisis alimenticia a nivel mundial y una afectación muy grande a la pesca en pequeña escala ¡No podemos aislar a todos los peces, aunque lo intentan! Se han visto migraciones de poblaciones de especies marinas a otras partes del océano, diferentes a su hábitat regular.


j) Riesgos de pérdida de especies locales: Se prevé que se reduzca el 6% de los insectos, 8% de las plantas y 4% de los vertebrados a 1,5°C de calentamiento. Otros riesgos para la biodiversidad es el aumento de los incendios forestales, los fenómenos meteorológicos extremos y la propagación de especies invasoras, plagas y enfermedades.


k) Destrucción de Ecosistemas: Se prevé que la superficie terrestre mundial afectada por las transformaciones de los ecosistemas a 1,5°C de calentamiento global sed del 4%. Sin embargo, por encima de 1,5°C, se produciría una expansión del terreno y la vegetación desérticos en el bioma mediterráneo, lo que provocaría cambios sin precedentes en los últimos 10.000 años.

 

Se pueden citar un sin número de efectos que puede traer el calentamiento global. Así que si te preguntas si esta problemática nos puede obligar a un confinamiento como el del COVID-19 la respuesta es: ¡Sí!, se cree que el calentamiento podría aumentar enfermedades con potencial pandémico y causar crisis similares a la que vivimos en la actualidad. Además puede provocar niveles tóxicos del aire tan altos que tendríamos que limitar nuestra exposición al exterior.


Lo que más preocupa es que no solo tendríamos que seguir las medidas actuales, sino que el confinamiento vendría acompañado de escasez de alimentos y agua, una mayor pobreza y desigualdad, temperaturas extremas y desastres naturales que un aislamiento no evitaría. Nuestras casas cambiarían para poder soportar las temperaturas y toxicidad del aire, entre muchas otras cosas. Así que no es cuestión de dudar si se puede llegar a tanto o no, simplemente el calentamiento global es una REALIDAD que generará consecuencias más grandes que el COVID-19. Las pandemias serán solo un efecto más de los muchos que tendrá sobre el Planeta. La solución es actuar, citando al principito ¡No se trata de predecir el futuro, sino hacerlo posible!

4.¿Qué tan lejos estamos del 1.5°C arriba de los niveles pre-industriales?

¡Al ritmo actual de calentamiento, la Tierra alcanzaría el umbral de 1,5°C entre 2030 y 2052! (4)

¡Es muy ALARMANTE! Recuerda que el 1.5°C por encima de los niveles preindustriales trae muchas consecuencias, sin embargo, es INEVITABLE y lo máximo a lo que podemos aspirar con el daño que ya hemos provocado en el ambiente. Para que lo entiendas mejor, llegar a esa temperatura es la META de las Organizaciones Internacionales, ¡su máximo reto! Aunque al ritmo que vamos, lamentablemente, no podemos decir que es lo más probable y se teme que en pocos años estaremos por encima de ese UMBRAL. Así que olvida  lo de cuidar el ambiente para las nuevas generaciones porque estamos hablando de menos de 30 años para llegar a los niveles temidos, es decir, VAS A PODER VER Y SUFRIR TODOS LOS EFECTOS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL. ¡Observa la imagen para que tengas una idea de lo PREOCUPANTE que es esta situación (9)!

riesgos cambio climatico

Fuente: WWF. Un informe científico de referencia alerta sobre las consecuencias del calentamiento global por encima de 1.5oC [Internet]. Recuperado de: https://www.wwf.org.mx/noticias/noticias_cambio_climatico.cfm?uNewsID=336271#

 

5.¿Seremos capaces de limitar el calentamiento global?

Limitar el calentamiento a 1,5°C no es fácil y requiere cambios drásticos en nuestros sistemas de energía, transporte, alimentación y construcción. Para el 2030 debemos lograr la reducción de las emisiones netas de CO2 en un 45% con respecto a los niveles de 2010, y llegar a cero para el 2050 (lo que significa que cualquier emisión de CO2 restante tendría que ser compensada eliminando el dióxido de carbono de la atmósfera, por ejemplo con la reforestación). Lo anterior implica un salto enorme en la mejora de las energías renovables para el suministro de energía mundial (4)


No olvides que ya le hemos hecho mucho daño al planeta e incluso con reducciones drásticas de las emisiones, el cumplimiento de este objetivo de 1,5°C probablemente signifique una breve superación antes de volver a ese nivel a más largo plazo  (4).  Con las tecnologías actuales, los cambios drásticos todavía hacen posible el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5°C ¡pero cada vez estamos más lejos de esa meta!
Esta pandemia nos enseñó que no podemos ignorar a la Ciencia y debemos estar preparados para futuras crisis a nivel mundial, reflejó lo vulnerables que somos ante cualquier cambio, así que ¿para qué seguir generando Ciencia, si no la escuchamos? Tomemos las lecciones del COVID-19 y unámonos para que todas las predicciones no se conviertan algún día en nuestro presente.

 

 

¿Qué aprendimos?

El cambio climático puede acarrear efectos muy fuertes sobre nuestro estilo de vida, es capaz no sólo de obligarnos a tomar medidas de aislamiento como las del COVID-19, sino de conducirnos hacia crisis mundiales sin precedentes. Así que la respuesta a la pregunta inicial es un sí, el aumento de temperaturas nos puede llevar a una vida más en casa. Sin embargo, está en nuestras manos frenar a tiempo esta pandemia que afecta a la salud ambiental porque en este caso el virus somos nosotros.

 

 

'La mejor forma de predecir tu futuro, es construirlo

-Alan Kay.'

 

 

 

Referencias Bibliográficas:

  1. Hoegh-Guldberg O, Jacob D, Taylor M, Bolaños TG, Bindi M, Brown S, et al. The human imperative of stabilizing global climate change at 1.5° C. Science (80- ). 2019;365(6459):eaaw6974.

  2. Holbrook NJ, Scannell HA, Gupta A Sen, Benthuysen JA, Feng M, Oliver ECJ, et al. A global assessment of marine heatwaves and their drivers. Nat Commun. 2019;10(1):1–13.

  3. Lindsey R. Climate change: global sea level. Clim Mag. 2018;

  4. Climate Central. The Globe Is Already Above 1°C, on Its Way to 1.5°C. 2018.

  5. Hoegh-Guldberg O., Jacob D., Taylor M., Bindi M., Brown S., Camilloni I., Diedhiou A., Djalante R. et al. (Achlatis M. listed as contributing author). Chapter 3: Impacts of 1.5°C global warming on natural and human systems. In: Global Warming of 1.5 °C. An IPCC special report on the impacts of global warming of 1.5 °C above preindustrial levels and related global greenhouse gas emission pathways [...]. Spec Report, Intergov Panel Clim Chang. 2018;(ISBN 978-92-9169-151-7):175–311.

  6. Familias de acogida, vacaciones solidarias [Internet]. Recuperado de: https://www.20minutos.es/noticia/402862/0/vacaciones/acogida/saharauis/

  7. Lelieveld J, Pozzer A, Pöschl U, Fnais M, Haines A, Münzel T. Loss of life expectancy from air pollution compared to other risk factors: a worldwide perspective. Cardiovasc Res [Internet]. 2020 Mar 3; Recuperado de: https://doi.org/10.1093/cvr/cvaa025

  8. Mirsaeidi M, Motahari H, Taghizadeh Khamesi M, Sharifi A, Campos M, Schraufnagel DE. Climate change and respiratory infections. Ann Am Thorac Soc. 2016;13(8):1223–30.

  9. WWF. Un informe científico de referencia alerta sobre las consecuencias del calentamiento global por encima de 1.5oC [Internet]. Recuperado de: https://www.wwf.org.mx/noticias/noticias_cambio_climatico.cfm?uNewsID=336271#

Artículo siguiente La otra cara del COVID-19: impacto al medio ambiente

Dejar un comentario

* Campos requeridos